Pa amores platónicos estoy yo (Tocho inside)

cagada

ASCOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOPEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEESTEEEEEEEEEEE INFINITA

Veréis, esto es una historia antigua. Pero lo gracioso de las historias antiguas, es que siempre vuelven para dar por culo. No falla.

Tengo una amiga a la que voy a llamar; Cereza (tengo más aparte de ella, no os confundáis) que es la típica relación de amistad que tienen los buenísimos amigos. De estas que aunque no os veáis en mil años, sabes perfectamente que la próxima que quedéis, sera como si nunca hubiese pasado el tiempo.

Pues bien, mi amiga Cereza y yo, nos tiramos sin vernos casi dos años. Con lo cual, había MUCHA TELITA que cortar. Ella decidió el sitio y yo la hora. Todo parecía indicar que iba a ser una tarde maravillosa. Hasta que entramos a la cafetería y………………………………………………………………………………………………………………….

cagada

SE ENCONTRÓ CON GENTE QUE YA CONOCÍA!

La cosa es que mientras Cereza saludaba a un grupo que estaba en una mesa, yo me fui a otra que no estaba muy lejos para ir pillando sitio. Cereza volvió unos cinco minutos después, nos sentamos a hablar y todo fue como la seda. Hasta que me di cuenta de una cosa (ese tipo de cosas que te hacen sentirte muy, MUY incomodo). El grupo de mi amiga, no paraba de mirar hacia nuestra mesa mientras comentaban entre susurros. Y para mi desconcierto, a la persona que miraban era a mi, y no a Cereza. La cosa es que en el fondo soy una persona tímida (en serio), y a mi esas cosas me incomodan a la máxima potencia. Imaginaos a un grupo de cinco personas, mirándote como si intentasen sacar el sentido de la vida a través de tu peinado o de tu forma de vestir. La cosa es que se lo dije a Cereza, porque la incomodidad ya se estaba convirtiendo en cabreo de los de; ¿Tengo monos en la cara?. Y Cereza me dijo que también le resultaba raro, que esa gente normalmente era bastante maja. ¡POR FIN!, aquel grupo termino largándose antes que nosotros. Así que gracias a dios, pude relajarme y seguir contándole a Cereza mis batallitas. Pues bien, dos cocacolas y un camino de vuelta después. Yo ya estaba en mi casa. Regocijándome de tan grata experiencia. Hasta que de golpe y porrazo, me suena el móvil. Mi amiga Cereza había vuelto a escribirme, pidiéndome que si podía darle mi numero a un chico de los de aquel grupo. Que ella había ido a comentarles lo del momento visúa, y que el tío le había explicado una cosa y que le había pedido alguna forma de contactar conmigo.

plato

No es que me haga mucha gracia que mi numero termine en más agendas que el numero de Manolo el camionero, ese que graba mensajes prometiendo mamadas en la puerta de los aseos de carreta. Pero la verdad es que aquel asunto me tenia intrigado. Así que accedí a que le diese mi numero. Unos minutos después, ya tenia al chaval abriéndome conversación y pidiéndome disculpas por el análisis visual de la cafetería. Acto seguido me paso una foto de su ex-novio y mi dijo que todo el asunto era por eso. La cosa es que cuando vi la foto lo entendí todo, ME APRECIA AL EX UN COJON. Y por eso él y sus amigos se me quedaban mirando de esa manera. Los siguientes pasos creo que ya os los podéis imaginar XDDDD

Antes de seguir, quiero que tengáis clara una cosa. Ante los asuntos de “ligoteo”, la verdad es que tengo que admitir que soy bastante soso. No se porque, pero me suele latir más el corazón cuando no encuentro el móvil en el bolsillo, que cuando estoy en estas situaciones. ¡Que se le va a hacer!. En fin, que el chaval era guapete, tenia conversación y mostraba cierto interés por seguir “conociéndonos” vía mensajitos, plan adolescentes. Los días pasaban, siempre había un whatsapp suyo cuando encendía los datos y siempre había una contestación mía para él. En pocas palabras, el chico se había convertido en parte de mi rutina y eso no me disgustaba en absoluto. Pasaron dos meses en lo que no quedamos, porque estábamos en una etapa bastante movida los dos. Finalmente, yo llegue a mi semana de exámenes. Y entonces, de golpe y porrazo, sus whatsapp cesaron. Es algo que me dejo un poco mosca. Pero yo tenia una semana muy dura por delante y en parte era mejor estar un tiempo desconectado de todo.

Mi semana de exámenes termino acabando. Así que en cuanto termine el ultimo examen, fui corriendo a abrirle una conversación al chaval, diciéndole que ya le valía el abandonarme como un walkman viejo al que ya no le quedan pilas. La cosa es que después de hablarme, el tío me contesto de la forma más seca del mundo. Yo le insistí un poquito, porque como ya he comentado, era una persona a la que ya me había habituado bastante. Antes os he hablado de un walkman, y se debe a que el chaval había encontrado un Mp3, y se ve que le interesaba más. En fin, que me termino confesando que un rollete de los suyos había vuelto a su vida y que no le parece JUSTO, el estar liándose con él de forma seria y el estar hablando conmigo a la vez. Yo le dije que no pasaba nada, que él y yo no teníamos nada y que al menos a mi, me gustaría poder seguir hablando con él, aunque solo fuese como amigos. Pues bien, ¿a vosotros os volvió a hablar? Porque lo que es a mi, pues como que no.

platoooo

La cosa es que no dramatice mucho. Simplemente me volví a deshabituar de la misma forma de la que me habitué a él. Ya sabéis lo que dicen; cada uno para su casa y dios en la de todos. Pero entonces, a las semanas, Cereza me envía un whatsapp diciéndome que si podía llamarme. Yo le digo que si, y cuando descuelgo el móvil, me encuentro con una Cereza, SUPER CABREADA. Diciéndome que se había enterado de todo por una amiga de ambos, que el tío era gilipollas y que no estuviese mal por él. Yo le dije que no se preocupase, que estaba bien y ya esta. Cereza me contó que aparte de lo del rollete que había vuelto, el chico también había admitido que le daba un poco de corte que yo me pareciese tantísimo a su ex. ¿Vosotros entendéis algo? Porque yo no entendía una puta mierda (y creo que sigo en ello).

Paso el tiempo. Más de medio año. Y entonces de golpe y porrazo. EL MUCHACHICO VOLVIÓ (y arrastrándose). La cosa es que me abrió conversación llamándome; rubio. Como si no hubiese pasado el tiempo, oiga. Empezó a preguntarme por mi vida. Sus preguntas eran un poco ansiosas, plan “¿ESTAS PILLADO?”. A lo que yo le contestaba todo con monosilábicos y con una falta de interés, que ni la de Natalie Portman en los rodajes de las películas de Marvel Estudios. Cuando ya pensé que todo estaba vendido. El chaval me soltó un discursazo en el que venia a decirme:

Te habrá sorprendido que te salga ahora por whatsapp. Pero han sido muchas las veces que me han entrado ganas de hablarte… sobre todo cuando iba borracho jajaja. Pero yo que sé… dejé pasar el tiempo y mira por dónde he aparecido. No se; desde que te vi me llamaste bastante la atención ya te lo dije.. y habría estado dispuesto a conocerte y tal si no hubiese sido por lo que fue… Desde hace tiempo ya no estoy con nadie y eso… y me quedó la cosa de habernos conocido en condiciones; aunque solo fuera para un café! Pero vamos; que si me quieres mandar a la mierda lo entiendo perfectamente

…………………………………………………………. Jamas, jamas de los jamases, me habían dicho de una forma tan absolutamente descarada: TIO, QUE TE HE TENIDO EN LA PUTA RECAMARA DESDE HACE MUCHO TIEMPO Y VUELVE A PICARME LA ENTREPIERNA.

platoooooooo

La cosa es que yo vi mi momento. Saque el mal que llevo dentro y le conteste básicamente, que me importaba una mierda que ahora volviese con el rabo entre las piernas. Que yo me había portado como un caballero con él y que no tenia mucho interés en seguir entablando conversación con una persona que, básicamente, podía dejar de volver a hablarme en cuanto surgiese otro rollete con el que calentarse por la noches. Lejos de aceptar su propio; Pero vamos; que si me quieres mandar a la mierda lo entiendo perfectamente. El señor tuvo los SANTÍSIMOS COJONES DE DECIRME; ¿En serio eres así de radical siempre?.

¡La tacones me estaba llamando puta en toda mi cara! En fin, la cosa es que termino haciéndose el ofendido, como si hubiese sido yo el que paso de el por que tenia a otro comiéndome la polla. Se “despidió” y dejo de hablarme.

Hasta este punto, podemos decir que todo salio a pedir de Milhouse. No es que fuese una experiencia agradable. Pero por todos es sabido que vivimos bajo el yugo de la industria Disney. Que nos dice que algún día encontraremos a nuestro príncipe perfecto. ¿El fallo garrafal de esa filosofía?, que el destino se va a pasar toda su puta vida enviándote Peter Pans.

platonico

Volvieron a pasar bastantes meses. El problema, ES QUE EL SUBNORMAL VOLVIÓ A HABLARME POR OTRA RED SOCIAL. Y no para decirme algo coherente. Si no para soltarme un; Hola!, yo se que no quieres saber nada de mi. Pero yo no pierdo la esperanza de que quedemos para un café!. Aunque no te lo creas, para mi siempre seras mi amor platónico!!

……………………………………………………………………………………………………….

Ni para mandarlo a fregar me quedaban fuerzas.

Anuncios

Publicado por

likeboyblue

Hello, I'm Blue, Alexander Blue. 25 years old (well I'm not sure, what year are we?), i´m blond (very blond) and Spanish (Like La isla bonita) What are my hobbies? possibly you

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s